Inicio Software Adiós a Antergos, el “Arch Linux para seres humanos”

Adiós a Antergos, el “Arch Linux para seres humanos”

Adiós a Antergos, el

“Lo que comenzó como un pasatiempo de verano hace siete años, se convirtió rápidamente en una increíble distribución Linux”, comienza la nota de despedida que han publicado los principales desarrolladores de Antergos en el blog oficial del proyecto.

“Nuestro objetivo era hacer que Arch Linux estuviera disponible para una audiencia más amplia al proporcionar una experiencia simplificada y fácil de usar”, prosiguen, y vaya si lo consiguieron. No en vano lo llamamos el “Arch Linux para seres humanos”: Antergos es, todavía, la forma más sencilla y rápida de instalar Arch Linux, con un instalador de sistema al estilo del de Ubuntu y con un resultado que en la práctica, salvo detalles, es puro Arch Linux.

Pero ese pasatiempo veraniego que durante siete años ha crecido y se ha desarrollado tan positivamente, ha llegado a su fin por la razón más común en estos casos: falta de tiempo de sus responsables para seguir manteniendo el proyecto con la calidad que corresponde. Tras unos meses de actividad mínima toman esta decisión “porque creemos que seguir descuidando el proyecto sería un gran perjuicio para la comunidad”, señalan.

“Tomar esta acción ahora, mientras el código del proyecto aún funciona, brinda una oportunidad para que los desarrolladores interesados ​​tomen lo que encuentren útil y comiencen sus propios proyectos”. Se refieren, por ejemplo, al instalador de sistema Cnchi, una de sus aportaciones más interesantes, que no la única. Veremos si alguien se hace cargo de su desarrollo o quedan en el olvido, porque lo cierto es que hay alternativas.

¿Y los actuales usuarios de Antergos? Como siempre, las actualizaciones seguirán llegando directamente desde los repositorios de Arch Linux y en lo que respecta al repositorio propio de la distribución, se lanzará una actualización aparte para eliminarlo “junto con cualquier paquete específico de Antergos que ya no tenga un propósito. Una vez que se haya completado, todos los paquetes instalados desde el repositorio de Antergos que están en AUR comenzarán a recibir actualizaciones desde allí”.

Por lo demás, los recursos del proyecto, como los foros y la wiki, se irán desmantelando progresivamente hasta que todo desaparezca.

“Queremos agradecerles por todo su apoyo a lo largo de los años”, se despiden los desarrolladores de Antergos. Y qué podemos decir, salvo devolverles las gracias por el trabajo bien hecho. Yo mismo tengo una instalación de Antergos activa en estos momentos y va como la seda. ¡Hasta siempre, Antergos!

Fuente: Muy Linux